Moda especial para protagonistas de eventos bonitos

La primavera y el verano son las épocas de los eventos por excelencias. Bautizos, comuniones y, cómo no, bodas. Una clase de celebración donde las protagonistas viven un día de lo más especial. Por supuesto, la novia y, además, sus familiares más allegados. Hermanas, madres, cuñadas… Todas buscan brillar ese día para hacer que la boda de su ser querido cobre más elegancia todavía, que se convierta en una gala en la que todos intentan sacar la mejor versión de sí mismos.

Comenzaré contándoos la historia de Esther y Aída, dos hermanas y clientas Kasuality. Esther se casaba y para su día especial confió en nosotros para crear su tocado. Elaboramos un tocado en hilo de plata con perla natural y además, unos pendientes con rosetón de cuarzo verde agua y madre perla filipina. Aída, su hermana, no podía estar más favorecida con el bandeau realizado en tafetán de seda en dos tonos. Su madre no podía ser menos y quiso llevar unos pendientes con encanto, con clase, por ello montamos para ella unos de ághata.

Esther y Aida

 

Ana y Ana. Madre e hija asistían a la boda de su hija y hermana, respectivamente. Como podéis ver el resultado de ambas fue espectacular. Ana (madre) llevaba una blusa en crepé satén color visón y falda en mikado de seda con sobreencaje al tono. Para complementarlo portaba un clutch dorado con marabú de avestruz y tocado coquette en crudo con una lazada con tono agua. Como colofón al estilismo, unas joyas a medida de Máximo Betro. La hija, preciosa, llevaba un vestido realizado en seda brocada en tono amarillo lima con un fajín seda salvaje en tornasol. Para ella, trabajamos un tocado con flores en pluma. En el día de la boda de su hermana quiso volver a llevar el aderezo que hace un tiempo le hicimos para su boda. Admeás, customizamos una de las piezas y es que el broche que luce en el fajín era su peina de novia. ¡Una reconversión fabulosa! ¿No os parece?

 

 

Ana y Ana

 

Otras de las protagonistas esta temporada en el atelier han sido Patricia y Elena. Patricia, la madre del novio, lució un vestido confeccionado por Kasuality. Es una prenda de inspiración años 50 elaborada en seda salvaje en rojo valentino. Por su parte, Elena acudió a la boda de su hermano enfundada en un espectacular mono de la firma Laura Bernal. Para darle un toque más especial, confeccionamos para ella un fajín a medida en seda salvaje fresa con flores en tul y organza. Las dos decidieron apostar por las joyas a medida de Máximo Betro.

Patricia y Elena

Y por último, os presento a Ruth. Para acudir a la boda de su hermana quiso llevar un vestido Kasuality compuesto por una falda maxi en seda brocada y un cuerpo de seda salvaje en color plomo. Algo que hacía especial a su vestido era el escote delantero y trasero, que le confería un aire muy elegante.

RuthEstaban radiantes ellas y estábamos radiantes nosotros al ver el resultado. Siempre es una responsabilidad diseñar un vestido, cada clienta es un trabajo que tiene que salir perfecto. Pero es aún más responsabilidad si la elaboración es para una de las protagonistas del evento. Estamos felices no solo por el trabajo hecho, sino por todas las felicitaciones que nos habéis hecho llegar. Un trabajo bien hecho vale el triple cuando la clienta te da las gracias por crear un estilismo 100% personalizado. 🙂

Carla.