Joyas para una novia especial

3

Una joya dice muchas cosas. No solo sobre la pieza en sí, sino sobre quien la lleva. Elegancia, minimalismo, discreción, potencia… Con los tamaños y los elementos que lleve se puede jugar para crear una pieza perfecta. Si hay algo que las novias estudian con cuidado son sus complementos. Y el aderezo tiene que ser acorde a su fisionomía y a sus gustos, porque si la pieza es la acertada realzará más su belleza en un día tan especial.

5

En Kasuality Atelier hace alrededor de dos años que trabajamos con Máximo Betro. Un joyero de alto nivel que crea colecciones espectaculares. En nuestro espacio podéis encontrar muchas de sus piezas: Pendientes, sortijas, collares maravillosos… Pero además, a la firma me une una relación especial. Colaboramos de forma que me permiten crear mis propias composiciones a partir de sus diseños, con el fín de satisfacer los deseos de mis clientas.

1

Perlas, plata, baño en oro, cristales certificados Swarowski… Esta marca trabaja con materiales nobles que convierten a cada pieza en una joya de calidad y de un valor sentimental perdurable en el tiempo.

joyas novia

Una de las ventajas de estas piezas, es que cada persona puede adaptarla a su gusto. Por normal general se modela en plata y posteriormente, se le puede dar un baño de oro amarillo, rosa o blanco. No solemos trabajar el modelo en oro, por el incremento de su coste, pero también existe esa posibilidad. Las clientas pueden escoger el color de los cristales, la combinación de piezas… Es casi magia ver cómo se construye la pieza soñada por alguien y comprobar cómo es la guinda del pastel a un look determinado.

2

Esta línea, por el juego de plata y cristal blanco, está ideada en principio para novias, aunque es cierto que puede ser un complemento perfecto para una invitada especial, o puede cambiarse el color de los cristales acorde al del estilismo.

6

Como veis, las hay de líneas más rectas, otras piezas más elaboradas… Lo que tienen en común, además de su espectacularidad, es la posibilidad de customizarlas pasado el tiempo. Imagínate que luces un par de éstos pendientes el día de tu boda y, más adelante, te gustaría usarlos con otro tipo de estilismo en algún evento. Aunque haya pasado un tiempo, puedes traerlos, cambiar las piedras de color, darle un baño en oro amarillo o las dos cosas. El único requisito es darnos tiempo para crear o remodelar bien la pieza. A no ser que tengamos tu modelo deseado en tienda, solemos tardar una tres semanas en montar la joya deseada por ti. Y después ¡solo queda lucirla! 😉

Carla.