Una prenda, dos looks

Las prendas de ropa, la moda, nos permite jugar además de la simple tarea de vestirnos. Seguro que si miráis en vuestro armario, tenéis mil y una posibilidades de montar looks ordenando vuestras prendas de forma diferente para ir más casual o más arreglada… Hoy os traigo tres prendas: Una blusa, un top y un vestido básico negro. Con cada una de ellas he creado dos estilismos. Para daros ideas, para esos días en que necesitamos inspiración.

blusa-de-dia

Una blusa blanca es una prenda que no suele faltar en ningún armario. Un básico de esos atemporales que nos permite crear looks tanto para el día como para ocasiones de noche. Este ejemplo que veis combinando minifalda y bomber es perfecto como outfit para ir a trabajar cómoda.

blusa-de-noche

Por la noche, podemos sacar más partido a esta prenda con unos pitillo, una manoletina con detalles en metal y un clutch. Un abrigo más arregladito y un collar llamativo serán la guinda del pastel 😉

top-de-dia

Los tops, sea verano o invierno, son una prenda muy versátil. Las calefacciones, las aglomeraciones de estas fechas… Hacen que podamos ir más ligeras en las capas más internas y abrigarnos con una buena chaqueta.

top-de-noche

Por la noche, los complementos son esenciales para dar feminidad y elegancia a los looks. Como véis, un zapato de salón al tono con detalle glitter da ese toque más chic. Además, el tamaño y diseño de los bolsos también confiere un carácter más casual o más in a nuestro look, según lo que busquemos. Los bolsos más grandes y todoterreno los solemos usar para el día a día, mientras que las bandoleritas pequeñas, los bolsos de mano o las carteras-joya son ideales para la noche.

vestido-de-dia

Vestido negro, si no lo tenéis, debéis haceros con uno, ya que salva de mil y un compromisos, de mil ocasiones. Por ejemplo, con deportivas y una mochilita estás preparada para todo. Un día de turismo, de universidad o de trabajo. Sobre un calzado cómodo y con el toque del vestido, irás guapísima sin perder estilo.

vestido-de-noche

¡Tachán! ¿A qué es muy diferente el estilismo solo cambiando los complementos? Este look, por ejemplo, es perfecto para la cena de Nochebuena o fin de año. Calentita, pero muy estilosa. Con una cartera en estampado pitón, una chaqueta de lana con un patrón de lo más especial y joyas en plata y negro.

Como veis, vestirse, además de ser una necesidad, puede ser un juego muy divertido con resultados tan diferentes como los que podéis apreciar en las imágenes. Cada vez, la moda permite combinar más, ya no tenemos prendas exclusivas para los fines de semana y prendas exclusivas de batalla. Lo importante es vestir según nos dicte el ánimo o la ocasión. Espero haberos dado inspiraciones útiles para este mes de compromisos y salidas varias 🙂 (Y ya sabéis, muchas de las prendas preciosas que veis aquí, están en Kasuality Atelier… 😉 )

Carla.