Mi diseño para Biosfira

Hoy vengo a hablaros de diseño. El pasado mes de mayo, en Alzira (Valencia) se celebró Biosfira. Una iniciativa chulísima que puso en marcha Idea (la agencia de desarrollo local de Alzira que crea proyectos y acciones muy valiosas y atractivas). El objetivo de Biosfira fue el de disfrutar y promover los beneficios de una vida sostenible mientras cuidamos del medio ambiente. Talleres, exposiciones, actuaciones… Un montón de información y actividades lúdicas en uno de los parques más bonitos de la ciudad: el parque de l’Alquenència. (Podéis leer todo sobre Biosfira pinchando en aquí).

Cuando me encargaron el la imagen de esta campaña no pude ilusionarme más. Es genial trabajar para proyectos en los que crees de verdad y compartes sus valores. En mi mano tenía el reto de crear un diseño global que aunase muchas disciplinas naturales y ecológicas.

Quería que fuese una minimalista, limpia, poco recargada, ya que debía primar la naturalidad. Por lo que el color pasaba a un plano principal, y en este caso no podía ser otro que el verde: verde naturaleza, ecología, vida y buen estado. Además, me preocupaban las texturas: era interesante tratar de buscar una tipografía que evocase la rugosidad de un árbol, de lo terroso, del medio… de ahí que escogiera esta tipografía “rota”.

La imagen creada se utilizó en muchas aplicaciones, se integró en un amplio proyecto y considero que el resultado quedó chulísimo: para señalización de espacios donde jugamos con la propia naturaleza para entrelazar las lonas con los árboles del parque. También pudo verse la imagen en diferentes productos de merchandising, para los que se utilizó algodón ecológico, papel reciclado para los folletos…

Echando la vista unas semanas atrás, el resultado no pudo ser mejor. Me siento muy orgullosa que, desde mi estudio, Kasuality Atelier, pudiese contribuir en esta acción tan importante y con tanto sentido. Con todo el trabajo (diseño, organización, stands, acciones…) supimos plasmar esa esencia de frescura y naturalidad que buscábamos, considero que el espíritu sostenible que queríamos transmitir caló en la gente y que, visualmente, todo quedó precioso.

Es importante que se den estas campañas en las que todos nos paremos a pensar un poco en el mundo en el que vivimos, disfrutemos al máximo de él y sepamos cuidarlo para que futuras generaciones lo conozcan tal y como está, o incluso mejor si podemos contribuir a ello. Pequeños gestos hacen la vida y el mundo mejor.

Y para terminar, os dejo este vídeo de Biosfira.

¡Hasta a próxima!

Carla.