Ingredientes de un tocado hecho a mano (con amor) por Kasuality Atelier

Como todo buen plato que se precie, de esos que te llaman a la vista, que el olor te hace salivar y que cada bocado es un gusto para los sentidos, un buen tocado también ha de ser cocinado con mimo, también tiene una pequeña receta en la que hay ingredientes que no pueden faltar. Hoy os cuento cómo hacemos nuestros tocados en Kasuality Atelier.

  • Inspiración. Es el caldo con el que cocinamos todo, el poso que da la consistencia. Podemos tener inspiración en un subidón producido por una “idea brillante”, pero también la buscamos de muy diversas formas. En moda no solo encontramos inspiración en las pasarelas, en diseñadores, sino que está en las cosas más pequeñas que podáis imaginar. Un paisaje, una canción, la sensación que nos produce una persona… A veces ocurren cosas, vemos cosas que nos hacen empezar a trabajar en una pieza. A partir de esa chispa que produce la inspiración damos rienda suelta a la creación.
  • Creatividad. Un básico en el atelier. No nos conformamos con lo primero que sale. Realizamos las “lluvias de ideas” sin parar. Intentamos  mejorar lo que se nos ocurre, rehacemos, desarrollamos, a veces volvemos a la idea inicial… La creatividad la aplicamos a cada parte del proceso. Para que os hagáis una idea, todo comienza sobre papel, dibujando, pensando formas, combinaciones y después seguimos dando rienda suelta a la imaginación estudiando combinaciones de tejidos y colores.
  • Mimo: pues sí, las cosas que no se hacen con mimo, con pasión, con toda la energía y la ilusión que una tenga dentro, no salen igual. En Kasuality Atelier cuidamos de cada clienta, de cada pieza, tratamos de crear cada tocado como si fuera el último, el más especial. Además es algo que no nos cuesta, disfrutamos mucho con nuestro trabajo. 🙂
  • Cuidado por cada detalle: dependiendo del tipo de tocado cuidamos cada abalorio, cada pluma, cada piedra, cada plato, cada aplicación de cerámica… Hay que tratar de que cada paso, cada parte del tocado esté perfecta.
  • El broche final: la costura. Todo tocado acaba con la costura. Puntada a puntada, a mano, cuidando que todo quede perfectamente empastado, que los remates estén perfectos e invisibles, que sujeten bien las distintas partes para que el tocado luzca ideal.

    No sé si podéis percibir lo que adoro mi trabajo, lo que disfruto invirtiendo tiempo en que cada pieza que lleve el sello Carla de Rosa o Kasuality Atelier sean piezas únicas, exclusivas, especiales. Que sean cómodas para mis queridas Chicas Kasuality y que les hagan sentir especiales cuando los lleven.

¡Pronto os enseñaré nuevas piezas que he creado!

Besos,

Carla 🙂

Anuncios